EL Cádiz ganó en Córdoba después de exhibir las mismas virtudes de la temporada pasada, sobre todo en el primer tiempo, con un Salvi impresionante en los contragolpes. Pero estuvo cerca de estropearlo en una media hora final pésima, en la que volvieron los miedos y la pérdida del balón a unos límites impropios de un equipo de esta categoría. El portero Alberto Cifuentes, en modo Buffon de la Bahía, salvó tres goles, antes de que el Córdoba marcara en la última jugada del partido. Menos mal que ese gol no llegó antes.

AL Cádiz del Trofeo Carranza se le han visto unos errores preocupantes. En estos dos partidos, con mezcla de titulares y suplentes, no se pueden obtener conclusiones para la nueva temporada. Pero se ha visto que falta mucho por trabajar. El equipo actual es peor que el de la Liga pasada, porque no hay un delantero como Ortuño, ni un mediapunta como Aketxe, ni los centrales están lo suficientemente acoplados para mejorar al traspasado Aridane y al lesionado Sankaré, ni ayer se le vio al portero Alberto Cifuentes la seguridad de la temporada anterior, sin que tenga detrás a un suplente de garantías. Todo ello recordando que la Liga comienza en Córdoba el próximo sábado.

EL Cádiz de la temporada 2017-2018 sigue siendo una incógnita. En la presentación ante la afición, el Cádiz se quedó fuera de la final del Trofeo Carranza por su falta de puntería. Crearon más jugadas de peligro que Las Palmas, pero no aprovecharon ninguna. Y eso sirvió para ver que falta un delantero centro del tipo de Ortuño, porque no hay un goleador como él, ni tampoco un mediapunta del nivel de Aketxe. El equipo, con una mezcla de los que serán titulares y suplentes en la Liga 1/2/3, está todavía por hacer.

LA competición liguera comienza el 19 de agosto para el Cádiz. Ya sólo faltan 12 días para iniciar la temporada. Pero antes, en esta misma semana, el viernes y el sábado, se disputará el Trofeo Carranza, que es el mejor referente del verano. Los partidos jugados hasta ahora sólo han servido como entrenamientos. En el Trofeo, el Cádiz tendrá como primer rival a Las Palmas, y después al Málaga o al Villarreal. En todo caso, equipos de Primera División. Ninguno disputará este año la Liga de Campeones, como cuando venía el Atlético de Madrid. Son rivales que servirán para calibrar el momento de forma, inclusos los ánimos.

SE suele decir que la Segunda División (ahora denominada Liga 1/2/3) es una categoría equilibrada, en la que todos los equipos salen con el objetivo de aspirar al ascenso. Quizás camuflan sus pretensiones con un toque de modestia, y afirman que la intención es llegar cuanto antes a los 50 puntos. Pero la realidad de las últimas temporadas es que con poco más de esos 50 puntos (el Huesca lo consiguió la pasada temporada con 63) se puede pelear por el ascenso. Gracias al sistema de las eliminatorias, que permite opciones a los seis primeros. Fue un acierto. Hasta el cambio de sistema, a partir de marzo, la mitad de los partidos estaban bajo sospecha de tongos.