NI con Brexit, ni sin Brexit. Londres no es como Sevilla. Tampoco el Támesis es como el Guadalquivir. Ignoro si en el Támesis organizan cucañas a finales de julio, pero supongo que no. En otras cuestiones, las ranciedades de Londres tampoco son como las de Sevilla. En la capital británica ha surgido una polémica urbanística con un edificio bautizado como el Tulipán, de Norman Foster, que recuerda demasiado a la que hubo en Sevilla con la torre de César Pelli y las Setas de Jürgen Mayer. Pero el resultado ha sido diferente. Allí el alcalde, Sadiq Khan, ha vetado el proyecto. Justo lo contrario que Alfredo Sánchez Monteseirín. Curiosamente, este Khan es laborista, el partido corresponsal del PSOE.

LA Feria del año 2020 tendrá dos festivos: el miércoles y el viernes. De ese modo se puede suponer que la Feria, realmente, tendrá una semana de fiesta total, con sus puentes y sus acueductos. Ríanse ustedes de la remodelación del puente del Centenario, porque estos puentes de la Feria sí que se van a montar con todos sus avíos: uno por delante y otro por detrás. Juan Espadas está dispuesto a pasar a la historia como el alcalde que consiguió más días de Feria y más festivos. Puede que incluso más casetas, más calles, más cacharritos y más de todo. Pero, eso sí, con menos ruido.

LA necesidad de cambiar la normativa electoral es evidente. No sólo por la investidura de Pedro Sánchez. En las elecciones municipales hemos tenido compadreos y contubernios, en según qué ayuntamientos. Algunas decisiones rechinan a las más elementales normas democráticas. El respeto a la lista más votada sólo se esgrime cuando le conviene al partido que la consigue. Mientras se cierran pactos contra natura y sin explicación, que levantan sospechas sin pruebas y a veces escandalizan. Lo más razonable sería recurrir a la segunda vuelta donde no hubiera mayorías absolutas. Así evitarían casos como el de Valencina de la Concepción, que ha sido surrealista.

EL Ayuntamiento de Sevilla ha anunciado que a partir de septiembre, tras las vacaciones, pondrá en marcha el plan para el exterminio de las cotorras. Perdón, quiero decir el Primer Plan Municipal de Control de las Cotorras Exóticas Invasoras, que es como oficialmente se denomina, y que lleva implícitas otras medidas para potenciar las especies de aves autóctonas, que justamente compiten con las dichas cotorras. A Juan Espadas lo acusarán de cotorricidio, se ve venir, a pesar de que está procediendo con una enorme exquisitez en el control. Para las cotorras capturadas utilizarán jaulas y redes que “deberán ser respetuosas con el bienestar animal y tendrán comida y agua”. Las aves serán sacrificadas con vigilancia de un veterinario, para que los verdugos municipales cumplan los protocolos establecidos.

ENTRE las devociones marianas de Sevilla, una de las más importantes es la Virgen del Carmen. Sevilla es ciudad marinera, que encuentra a la Estrella de los Mares por el río, en lo más alto de sus noches oscuras. En la travesía de los siglos, esa devoción carmelitana creció, y así nos ha llegado llena de vida. Raro es el templo sevillano que no tiene una imagen de la Virgen del Carmen. Hay hermandades y devociones por los barrios más populares de la ciudad. Y aquí permanecen históricos conventos de frailes y monjas de clausura: los carmelitas descalzos en el Santo Ángel y los calzados en el Buen Suceso. Las carmelitas descalzas siguen en Las Teresas, en el corazón del barrio de Santa Cruz; y las carmelitas calzadas en el convento de Santa Ana, en el corazón del barrio de San Lorenzo.