EL aeropuerto de Jerez registró una pérdida de viajeros del 1,2%  durante al año pasado. Esto puede que sea del agrado de la niña Greta Thunberg y los enemigos de la aviación comercial, pero es malo para el turismo de la provincia. Todavía existen algunos turistas que vienen en avión o no vienen. Desde China, por ejemplo, no vas a venir andando, por mucho que te guste la Ruta de la Seda. Además, este dato ha servido para que la delegada de la Junta, Ana Mestre, haya criticado al Patronato Provincial de Turismo, precisamente cuando han protagonizado unos días de fastos en Fitur. Entre los políticos discuten, antes de admitir que hace falta una estrategia común entre las administraciones para darle vidilla a ese aeropuerto.

ES curioso que el Tribunal de Cuentas elabore un informe sobre el retraso de las obras en el segundo puente de Cádiz, y que lo publiquen cuando hace más de cuatro años que lo han inaugurado. El informe también ha acumulado retraso, aunque no habrá tenido sobrecoste. En este país ningún proyecto es acabado en tiempo y forma. Por otra parte, esa noticia ya se publicó antes de que terminaran el puente. El presupuesto inicial era de 272 millones de euros. Según el Tribunal de Cuentas pasó a 462 millones de euros, aunque el coste real fue superior a los 500 millones, según otras estimaciones. Ese sobrecoste no fue por casualidad, sino porque el puente, planteado en tiempos de Aznar y continuado con Zapatero y Rajoy, se hizo a la carta, al gusto del consumidor.

SOSIEGUEN los ánimos mis queridos amigos podemitas. No estoy diciendo, con este artículo, que Kichi se vaya a afiliar al PP. Al revés, es “el faro del sur”, como lo calificaron algunos compañeros para hacerle la pelota. Y porque los anticapitalistas (antes se denominaban comunistas, y el PCE sigue vivo en IU) siempre necesitan una luz que los ilumine: Marx, Lenin, Stalin, Fidel, Pablo de Galapagar (que no es el de Tarso), Kichi de la Viña, o quien sea. La similitud entre Kichi y Teo consiste en que la anterior alcaldesa de Cádiz, cuando brillaban sus éxitos electorales, fue ascendida a presidenta del PP andaluz y se presentó como candidata a la Junta de Andalucía en 2000 y 2004. Ahora, los anticapitalistas están planeando que Kichi ascienda a los cielos de Sevilla, y que sea el próximo líder de Adelante Andalucía.

UN género clásico de este Diario, que ha cumplido más de un siglo y medio, es el reportaje-tango sobre el cierre de un comercio en la calle Ancha. Ahora le ha tocado a El Siglo, el bazar de toda la vida (inventado mucho antes de que llegaran los chinos, y más fino y elegante) que en realidad no ha cumplido el siglo. En Cádiz, un comercio que llegue al siglo es algo rarísimo; y que un periódico cumpla más de un siglo y medio tiene mérito, sobre todo porque sigue perteneciendo a la familia Joly, que lo fundó, y no ha sido como otros negocios que van de mano en mano y lo tiro porque me toca. Sin embargo, se debe reconocer que la calle Ancha tiene un gafe especial, un yuyu del malo.

A Kichi y sus concejales y concejalas también se les debe reconocer el esfuerzo que hacen. Yo los elogio algunos días. Piensen que han evolucionado desde salir agarrados por la Policía Nacional, en un desahucio de la calle Benjumeda, a acudir a Madrid para presentar en Fitur la Regata de los Grandes Veleros, como el principal atractivo del turismo gaditano en 2020. En su último mandato, el alcalde Kichi hace lo mismo que el alcalde Carlos y la alcaldesa Teófila. Todos han apostado por las grandes regatas como uno de los principales atractivos turísticos de Cádiz. Ya quisiera Madrid organizar una Regata de Grandes Veleros, pero el río Manzanares no da para tanto.