COMO hay gente para todo, algunos gaditanos han regresado de las fiestas de San Fermín. Uno de ellos me dijo: “Es impresionante, esto sería inimaginable en Cádiz”. Yo le contesté que en Cádiz no hay nada inimaginable, y a las pruebas me remito. Los que tenéis buena memoria histórica recordaréis lo que sucedió a finales de noviembre de 2009. ¿Qué pasó? En Cádiz se rodaron escenas de la película Knight and Day, cuyos protagonistas eran Tom Cruise y Cameron Díaz. ¡Ay qué tiempos! Venían artistas como esos, o como los de la película de James Bond. En cambio, ahora fíjense en los artistas que han venido en julio: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Irene Montero y otras revelaciones de la Gala de los Goya.

DECIR El Carmen abarca ideas, conceptos, sentimientos... Es la Estrella de todos los mares, es la Patrona de muchos pueblos, es el nombre preferido de las mujeres españolas. En Cádiz es también la Reina del Mentidero (y no sólo de allí). Esta no es una simple frase, retórica de tiempos pasados, sino que en su barrio todo oscila en torno a Ella. Los versos de Gitanilla nacieron de su amor al Carmelo, la asociación de vecinos lleva su nombre, y sus calles la recuerdan cuando se aproximan a la Alameda: allí estuvo la antigua ermita de la Bendición de Dios, allí sigue el recuerdo de Carmen Coronada…

LA visita de los Reyes a Londres fue bonita mientras duró. Muy glamurosa, con esas imágenes espectaculares de los paseos junto a la reina Isabel II. Hola, Hola y Diez Minutos. Nuestra reina Letizia ha sido portada del Times y ha dejado el listón bien alto. En menos de un mes, el Rey ha tenido ocasión de saludar a nuestro gracioso alcalde González (sin corbata) y a Su Graciosa Majestad (con todos los avíos). Simpatía que no falte. Aparte de pasear junto a Isabel II, , Felipe VI pronunció un discurso en la Galería Real del Palacio de Westminster. Ante las dos Cámaras británicas. En ese escenario tan rígido, el Rey dijo lo de siempre: hay que dialogar para resolver el conflicto de Gibraltar.

SIGO con los honores y distinciones que tanto gustan en Cádiz. No se me ha pasado por alto la petición de instalar un azulejo de “espíritu decorativo armonizando perfectamente con todo lo colocado hasta el momento”, en homenaje al gran revolucionario ruso Lev Davídovich Bronstein, más conocido en español como León Trotski. Dicho azulejo iría colocado en el edificio número 11 de la calle Buenos Aires, donde estuvo el Gran Hotel Roma, y donde residió Trotski durante 37 días a final de 1916, durante su exilio en España, precisamente 10 meses antes de intervenir en la Revolución Bolchevique, en la que participó junto a Lenin.

EN los asuntos del Carnaval, al alcalde de Cádiz se le ve el plumero. Así ha ocurrido con la plaza de Antonio Martín. La petición para el Niño de la calle San Vicente venía de atrás (con motivo de sus 50 años de concurso y lo muchísimo que ha aportado a esta fiesta), y es gustosamente asumida por los carnavaleros. Era una decisión tomada, a la espera de los trámites oportunos. Curiosamente, ha salido a la luz cuando se aviva el mosqueo por las fechas del concurso. Y, además, sirve para crear una polémica gaditana: está muy bien dedicar una calle o una plaza a Antonio Martín, ¿pero es necesario que eliminen la Cruz Verde?