VOLVER al Oratorio de San Felipe Neri es como entrar en el túnel del tiempo. Se le recuerda por aquellas Cortes de Cádiz que aprobaron la Constitución de 1812. Pero yo lo recuerdo como la iglesia del antiguo colegio de San Felipe Neri, los niños en las misas, la Inmaculada de Murillo presidiendo el altar, el humo de los incensarios de los monaguillos, el Pan y el Vino, el padre Vicente confesando, el padre José Antonio riñendo a los fieles, la infancia escapada entre los vericuetos del sueño. Y después, como si saliéramos de un túnel, los actos solemnes de 2012, la conmemoración del Bicentenario, el Rey Juan Carlos, el entonces Príncipe Felipe, los fastos y celebraciones… El tiempo en el que la ciudad recreaba un tiempo, cuando creyó en ella misma. A ese escenario fue ayer Rajoy, en la clausura del 150 aniversario del Diario.

TODOS los partidos han condenado las pintadas en la casa de Ignacio Romaní, concejal del PP en Cádiz. Sin embargo, no estamos ante una golfada de especial gravedad, sino ante un episodio más de lo que ocurre en Cádiz de vez en cuando. No es el primer político, ni el primer militante, ni siquiera el primer periodista, ni cualquiera al que insultan o amenazan algunos asilvestrados que  no comparten sus ideas. El problema no está en la pintura, sino en el cerebro del pintor. Y en la hipocresía que circula por esta ciudad, donde se habla mucho de liberalismo y se practica poco. Pues ser liberal, en primer lugar, obliga a respetar a los demás, empezando por quienes piensan diferente.

LA decisión de presentarse unidos o desunidos a las elecciones municipales del próximo año en Cádiz no la van a tomar Martín Vila ni las bases de IU. Será decidido en Madrid. El sábado se reunirá la Asamblea de Izquierda Unida, en la que Alberto Garzón expondrá su hoja de ruta. Tanto él como Pablo Iglesias están de acuerdo para que Podemos e IU se presenten conjuntamente, con una lista única, a las elecciones autonómicas y municipales de 2019. Está por ver de qué forma visten el muñeco para que no parezca lo que realmente es: IU ha echado al histórico comunismo español del PCE en los brazos de un político adanista llamado Pablo Iglesias, convencido de que fue el creador del mundo de los indignados y la nueva política.

HAN tardado 16 años en las obras, pero el Colegio Mayor Beato Diego de Cádiz volverá a abrir sus puertas para recibir a los nuevos alumnos residentes. Ya lo ha anunciado la Universidad de Cádiz. Estas cosas se hacen así, y todo lo demás no vale: se abre el plazo de inscripción. Síntoma inequívoco de que van en serio. Pasa igual con los hoteles y la reserva de habitaciones. Lo comparo porque algunos confunden los colegios mayores con hoteles para estudiantes. Sin embargo, en el nuevo Mayor Beato Diego ofrecerán proyectos culturales y de actividades. Es lo que más diferencia a un centro de este tipo frente a un simple alojamiento.

UNO de los principales problemas que padecemos es que el populismo se ha contagiado a todos los partidos. Se ha visto, una vez más, con motivo de esa campaña Jerez cappital. Ha sido un error grave de Antonio Saldaña, que le aporta poco en Jerez y molesta bastante en Cádiz. No porque lo hiciera con intención de fastidiar, ni de reivindicar la capital administrativa (como dicen ahora), sino porque le regala un flotador al alcalde de Cádiz, José María González, que es de Podemos, y puede manejarse mejor en esos pantanos de los falsos agravios. En resumen, es una tontería que perjudica al propio PP. Antonio Sanz lo debería cortar. Por lo demás, ha abierto una de esas cortinas de humo que tanto gustan a los que no hacen nada. Y eso vale para todos.