A estas alturas suena a chiste que se monte otra polémica con el Hospital de Puntales. Se comprende que la Zona Franca pregunte por lo suyo, después del cobazo que le dieron en los tiempos de José de Mier, que aportó 13 millones de euros en plan tocomocho, mientras la Junta de Andalucía se lavaba las manos. Ahora le toca el turno de las reclamaciones al delegado actual, Alfonso Pozuelo, que ha deslizado la opción de convocar un concurso de ideas, para ver qué hacen allí, si es que hacen algo. Sin embargo, resulta que organizar un concurso de ideas en Cádiz es arriesgadísimo. Todo concurso gaditano, incluso el del Carnaval, tiene peligro.

LA celebración del 24 de septiembre en San Fernando ha servido para reivindicar una cuestión básica en estos días: el referéndum ilegal organizado por Puigdemont y los suyos no es progresista. Todo lo contrario. En el acto del Teatro de las Cortes isleño intervinieron dos políticos del PSOE: el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, y la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada. El discurso del invitado estuvo a cargo del filósofo y escritor Fernando Savater, que fue uno de los artífices de UPyD. Ninguno era del PP. Los tres defendieron el constitucionalismo. Porque esto no va de Rajoy contra Cataluña, sino de la democracia de España contra un desafío ilegal.

HA sido como un cumpleaños feliz. El Nuevo Puente de Cádiz fue inaugurado hace dos años, cuando José María González ya era alcalde. Si bien es cierto que todo el mundo sabe que este puente fue el niño mimado de Teófila, que estuvo 20 años de alcaldesa para que se lo construyeran, incluso intentando convencer a ministros socialistas de Zapatero; y al final, cuando iba a cortar la cinta junto a Rajoy, pusieron al otro en la Alcaldía. Esto también se sabe como fue. Pero lo que no se conocía, hasta que lo publicó ayer Pedro Espinosa en el Diario, es que el Nuevo Puente ya es el líder. Contentos estarán los que se oponen a iluminarlo en modo monumento, con la excusa de que espantarán a las gaviotas de la Bahía. Como si las gaviotas no estuvieran ya curadas de espantos.ç

ESTO es lo que dice la Wikipedia, que ha sustituido a las enciclopedias de Espasa, que antes estaban en casi todas las casas; pero como los niños de ahora nada más que se manejan por Internet, ya sólo sirven para adornar el salón. Pues la Wikipedia dice así: “La Mano Negra fue una presunta organización anarquista secreta y violenta que actuó en la región española de Andalucía a principios de la década de 1880, durante el reinado de Alfonso XII, y a la que se le atribuyeron asesinatos, incendios de cosechas y edificios”. La historia es larga de contar. Originó múltiples detenciones y una amplia represión de anarquistas en Jerez y en Cádiz. A nuestro paisano Fermín Salvochea lo implicaron, y lo acusaron, y lo condenaron. Aunque nunca se demostró que organizara los incidentes de Jerez desde la cárcel de Cádiz, donde cumplía otra condena.

SORPRENDE que en este país, en esta comunidad y en esta provincia algunos presuman de demócratas y se comporten como más fascistas que los fachas. O simplemente, como estalinistas. No voy a profundizar en las purgas de los comunistas a sus disidentes en la guerra civil y la posguerra, que también están en la memoria histórica. Simplemente decir que las libertades se practican respetando a los otros. En el comunismo ortodoxo. abunda un matiz totalitario y autoritario, que siempre dificultó el entendimiento con los socialistas del puño y la rosa. Por eso, en el PSOE no deberían caer en la trampa, para ser más inquisidores que los otros.